10 tips legales para generar confianza en tus potenciales clientes y vender más

VÍDEO TALLER GRATIS

Donde vas a poder conocer:

  • Las herramientas para proteger el corazón de tu negocio (el know how).
  • Los números importantes de tu negocio, para tomar decisiones.
  • Los contratos que necesitas para proteger tus procesos, servicios y productos.
  • Los avisos legales que necesitas en tu pagina web para proteger tus procesos, servicios y productos,
  • Qué debe tener el plan legal de tu negocio.

 

El contrato de confidencialidad ¿Cómo y cuándo usarlo en mi negocio?

El contrato de confidencialidad es una herramienta esencial hoy en día en los negocios, sobretodo donde uno de los principales objetivos de estos es crecer de manera sostenible y escalable, pero ¿cuándo es el momento adecuado para firmar uno? Sobretodo cuando se trata de lograr conectar con relaciones que nos sirvan para crecer y buscar la difusión de nuestra marca o negocio.

Sé que es probable que en algún momento de tu negocio has sentido que deberías haber firmado un contrato, pero te dió flojera contactar un abogado para que te asesore en el tema o peor aún creíste que era una pérdida de tiempo.

Esto es más común de lo que piensas, si supieras cuantas consultas he tenido incluso antes de emprender de manera online, con mis clientes cuando realizan contratos para sus trabajadores, sobre todo cuando ha ocurrido una violación del secreto industrial y el encargado de “las fórmulas mágicas” termina vendiéndosela a la competencia.

Pero, me dirás mi empresa no es una fábrica ni mucho menos es de carácter manufacturera, así que no sé de lo que hablas, y es cierto y puedes estar en lo cierto, pero ello no implica que no tengas nada que cuidar.

En este punto, seguro has estado en alguno de esos retos de whtasapp o grupos de facebook donde se realizan sesiones periódicas y finalmente terminan lanzando un infoproducto o servicio, pues bien en esos casos puntualmente lo que están haciendo (a parte de manejar los datos que tú les proporciones, que este es tema de otro post) es enseñarte un método de trabajo, un proceso, un grupo de conocimientos o como quieras llamarlo

Que finalmente, tienen como propósito hacerte alcanzar ciertos objetivos, pero más allá de eso quiero que te plantes un segundo a pensar si ese conocimiento está paquetizado en un servicio o infoproducto ¿Qué tiene de peculiar para que ter permita lograr alcanzar objetivos?

Bueno pues, lo cierto es que si es un sistema o un proceso, este ha sido desarrollado e implementado primero en la persona que te está intentando vender ese conocimiento, entonces tiene sentido que ese conocimiento esté protegido ¿Verdad?

Pues a eso quería llegar, ahora trasladando eso directamente a tu negocio de servicios, imagina que necesitas una persona para que te ayude con la implementación de un flujo de trabajo en tu negocio de servicios, alguien que te ayude con la creación de tu contenido, otra para que gestiones tu atención con clientes, otra para que programe tus newsletters.

Y tú te enfocas directamente en ser la cara visible de tu negocio ¿Qué pasaría si mañana más tarde quien se encarga de ayudarte con la creación de tu plan de marketing intenta replicar tu propio sistema, para el cuál tú mismo la capacitaste y le generaste el manual de instrucciones y no sólo esto, sino que se encarga de montar otra empresa con tu propio sistema de trabajo y en el mismo rubro que el tuyo.

Evidentemente es como si le hubieras dado clases a tu propio enemigo para que te elimine del juego ¿Verdad?

Pero y entonces ¿qué hacemos? ¿no contrato a nadie?

A este punto quería llegar.

¿Cómo protejo los procesos -el know how- de mi negocio?

Es cierto que, todos emprendemos para tener libertad de tiempo y dinero para disfrutar de los que realmente nos hace feliz, pero tu y yo sabemos que llega un punto en nuestro negocio donde no es suficiente con ser la mujer orquesta que se encarga del marketing, las ventas, las cuentas, y otro sin fin de cosas más.

Así que, es justo en este punto donde aparecen tus amigos los contratos, para ponerle las cosas claras a toda persona que tiene relación comercial contigo

Si, los contratos son la respuesta clave aquí, pero más importante que saber los contratos que necesitas tener en tu negocio, es indispensable que sepas que más allá de que el fin de los contratos sea proteger tu negocio, debes de encontrar el momento adecuado en el cual debes firmarlos.

Por ejemplo, imagina que tú eres una diseñador web y necesitas tener más ayuda en tu negocio para poder entregar a tiempo los proyectos de tus clientes, pero más allás de eso sientes que necesitas crear una app que le permita a tus potenciales clientes, por ejemplo: poder visualizar tus avances y el proceso, sin tener que entregarles el producto final y correr el riesgo que no te paguen

Si eres diseñador, no sé si exista eso, sé de alguna maneras ingeniosas en la que alguno amigo diseñadores lo hace, pero ese no es el punto, la cuestión es que si me entiendes ¿Verdad?

Resulta que hacer esa aplicación, te demanda de mucho tiempo y dinero del que no dispones aún pero tienes la idea instalada como un taladro en tu cabeza y te sigue perturbando

Así que decides buscar financiación, pero en el proceso le haces tu presentación a un sin fin de posibles inversionistas imagina, pero tienes miedo que como son gente con recursos, terminen copiando tu idea y haciendo tu proyecto sin ti, pero en esas ciscunstancias resulta inviable que hagas firmar contrato de confidencialidad a todas y cada una de las personas con las que realizar la presentación de tu negocio.

Pues esas personas tiene su propio departamento legal, que por sí solo ya tiene innumerables cuestiones, como para que se ocupen de primero firmarte algo, incluyendo el previo análisis que realizan antes de firmar todo, considerando que debes recordar que en muchos de estos casos tienes sólo minutos para convencerlos que tu proyecto es rentable y pueden confiarte su dinero.

Pero, aunque existan momentos inadecuados para estos contratos, resulta que, en otros contextos son la diferencia entre crecer o quebrar tu propia empresa, pero…

¿Qué es un contrato de confidencialidad?

Si lo que esperabas encontrar aquí es la definición jurídica de este contrato déjame decirte que he preferido aterrizar el aspecto jurídico al contexto en el que se desarrolla tu negocio, así que te diré que el contrato de confidencialidad, es un documento que te permite establecer las condiciones bajo las cuáles vas a proteger cierta información valiosa y relevante para el desarrollo de tu negocio, pero hay otros aspectos que también debes tener en cuenta en este contrato, y os puedes ver en el vídeo:

 

Suscríbete a mi canal

 

¿Qué es mejor un contrato de confidencialidad o una cláusula de confidencialidad?

Cómo ya te mencionaba en el vídeo, cada quien tiene sus circunstancias propias y resulta beneficioso según en el contexto en el que se firma, así que ambas opciones son válidas, sin embargo yo siempre prefiero un contrato muy completo que no sólo proteja tu información y procesos, sino más bien todo lo que implica tu negocio, se encuentre protegido por un mismo contrato con cada cliente o persona de tu equipo.

¿Clausula o contrato de no competencia?

Un manera se ha asociado mucho los contratos de confidencialidad con la idea que permiten que quien los firma no compita contra ti, pero no hay nada más fuera de la realidad que eso, pues recordemos que la finalidad principal del contrato de confidencialidad es proteger la información, muy distinto a un pacto o cláusula de no competencia.

Aunque este es un tema que más bien pasa por lo principios éticos de las personas que trabajan en nuestro equipo, es cierto que cada vez es más común encontrar problemas de este tipo, entre las personas que solemos contratar, sobretodo porque una vez terminado el contrato, no se logra determinar cuanto tiempo no puedes hacer uso de la información.

Es por eso que quiero que entiendas la importancia de pensar a futuro cada vez que realizas un contrato en tu negocio, sobretodo proyectándote en las consecuencias después de finalizado el contrato o frente a un incumplimiento, así que ahora seguro que te debes estar preguntando…

¿Qué hago si luego incumplen el contrato?

Ahora en este punto, me pongo a recordar, el caso de una Justine una emprendedora que me encanta, hubo un momento en el que ella contaba a su comunidad cómo había sido víctima del robo de sus diseños y estilo en su negocio de joyería, por una persona que había trabajado antes con ella y cómo se sintió con la frustración de ver cómo esta ex colaboradora abría su propio negocio con las ideas y diseños que le robó, imagínate sentir que no puedes hacer nada por no haber previsto este tipo de situaciones antes de buscar alguien que te ayude en tu negocio.

Y aquí quiero que entiendas, no es suficiente con tener un contrato, sino que ese contrato te proteja realmente frente a problemas con tus clientes, pues aunque tengamos la idea que no podemos hacer nada o no quieres invertir tiempo y energía en castigar esas situaciones, lo cierto es que siempre puedes hacer algo.

Pero debes de tener en cuenta que será mucho más fácil protegerte si ya tienes un contrato firmado a que si simplemente ni tuviste el más mínimo respeto por tu negocio, como para preveer esos problemas.

Así que si quieres tener un contrato que realmente te cuide de esos riesgos ya sabes que puedo ayudarte con la elaboración de contratos para tu negocio

Pero, si tu problema directamente no es si tienes o no contrato, sino que mas bien tu contrato si tenía previsto las acciones a realizar frente a un incumplimiento, pues entonces aquí lo que cobra vital importancia es analizar ¿Qué tan rentable resulta accionar? y para eso debes de tener en cuenta aspectos como:

  • Las pruebas que tienes
  • El contrato era internacional o nacional
  • Los costos judiciales
  • La cuantía de la reparación civil que podrías solicitar
  • El tiempo promedio que durará el proceso.
  • Los gastos que ese proceso te representará.
  • Y sobretodo si el demandado tiene capacidad de pagarte todo lo que gastarás y el perjuicio ocasionado

Firma internacional de contratos en los negocios digitales

Ahora este item es un artículo en sí, y por lo que me doy cuenta ya este artículo se ha extendido más de lo que tenía previsto, así que si te interesa, cuéntame en los comentarios, porque ya estoy preparando un tutorial y artículo exclusivamente para la firma internacional de contratos.

Así que te leo en los comentarios.

Bueno esto ha sido todo por hoy, te mando un fuerte abrazo y nos vemos en el próximo post. Por cierto me olvidaba, gracias por haberte paseado por aquí, me gustaría saber ¿Qué te pareció el post de hoy? cuéntame en los comentarios que estaré al pendiente de ellos para responderte,

Sé que llevas tiempo procrastinando la parte legal de tu negocio ¿Sientes que necesitas ayuda para implementar todo lo que aquí te enseño? recuerda que siempre puedes agendar una sesión de consultoría estratégica completamente GRATIS dónde podremos conversar de las necesidades legales que enfrenta tu negocio ahora mismo, para poner manos a la obra en la protección de tu negocio.
Por otro lado si lo que quieres es conversar conmigo directamente puedes encontrarme aquí o escribirme a través de este formulario.

 

Sobre mi:

¡Hola! Soy Meliza;

Abogada, autora detrás de este blog,  y cofundadora de PaicoMogollon.com, y me apasiona ayudar a emprendedores de negocios con presencia en internet a proteger sus sueños, inversión y esfuerzo mediante la legalidad. Por eso te ayudo a conectar tu negocio con las leyes para hacerlo crecer sin problemas legales, me puedes escribir en hola@melizamogollon.com o podemos conversar reservando una sesión online conmigo aquí.

Si quieres saber un poco más de mi historia, puedes echarle un vistazo aquí.

Charlemos un ratito, dejame saber ¿Qué te pareció el post de hoy?

 

error: