Impuestos para marketing de afiliados en Perú

Como se manejan actualmente los impuestos por los ingresos de marketing afiliados en Perú a la fecha, viene siendo un completo desorden.

Y esto se da básicamente, por falta de regulación o si la existe esta es deficiente, como vermos hoy.

Por contradictorio que parezca esto no significa que no se tenga obligaciones fiscales por este tipo de ingresos, cómo ya lo hemos visto en el artículo donde te he contado sobre los impuestos por ingresos de google adsence.

Así que, prepáratare para sorprenderte una vez más de cómo SUNAT ha venido toreando la situación fiscal de los negocios digitales.

Pero antes ¿De donde viene todo este laberinto? y sobre todo la pregunta del millón:

¿Se debe pagar impuestos por los ingresos de Marketing de afiliados en Perú?

Veamos…

Un problema global

Los negocios digitales más conocidos, como Facebook, Google, Amazon, Netflix y Spotify, solo operan en el espacio digital, sin establecerse en un espacio físico de ningún territorio donde tienen presencia y sepan que podrían exigirles impuestos.

Solo eligen constituirse en aquellos países cuyos regímenes tributarios que les ofrecen ventajas fiscales para las actividades que realizan, como Holanda o Luxemburgo, por ejemplo. 

El Perú no es ajeno a esta situación.

Multinacionales tecnológicas realizan negocios en territorio nacional sin establecer oficinas ni contratar empleados.

Lo ideal sería que tributen en sus países de origen o en los países donde operan.

Sin embargo, la tributación nunca se da y sus utilidades netas se quedan en los países intermediarios.  

Masterclass gratis

Estrategias de planificación

Ahora que eres conciente de este problema…

Para evadir impuestos y tributaciones, las multinacionales suelen emplear estrategias comunes como minimizar la presencia física en el país donde operan.

Y ojo; yo no vengo aquí a promover prácticas ilegales, sino que te explico esto porque sé lo mucho que te interesa minimizar al máximo posible este aspecto

O al menos es lo que google me ha contado que te preocupa…

Por ejemplo; En el caso de Amazon, las órdenes de compra se generan a través de la nube, los contratos se cierran por internet y los productos se envían directamente a cada cliente.

El gran reto consiste en impulsar una coordinación entre países para asegurar que las multinacionales tributen en los territorios donde residen.

Si los países avanzados eliminaran los regímenes tributarios que privilegian a estas compañías, ellas tendrían que tributar en sus países de origen, al carecer de intermediarios que las beneficien.

La doble imposición tributaria

Suena a chino, pero si nunca escuchasdte hablar de la doble imposición tributaria, en lenguaje simple:

La doble imposición es pagar impuesto en el país donde se compra y en el país donde se vende por la misma transacción.

El problema es que al no existir criterios uniformes entre los países, sería mucho más común y complejo “La doble imposición tributaria” y para solucionra esto se necesita un sin fin de convenios internacionales.

Pero, me dirás: “si yaa hay un sin fin de convenio internacionales” y es cierto pero muy poco de ellos toman en consideración la economía digital, todo un verdadero lío empezar hacerlo desde ahora en adelante, aunque no es imposible, pero ahora en la realidad no se da.

Hace poco, Francia dio el primer paso al aprobar un impuesto para los gigantes tecnológicos, que generó muchas reacciones de países como Estados Unidos. 

En esa línea, hoy se planea un nuevo concepto en el ámbito de la tributación global: la exigencia de impuesto en base a la presencia significativa y económica.

El Estado tiene derecho a exigir impuestos a las empresas que participan de la economía digital cuando tienen gran cantidad de usuarios en su territorio y un determinado nivel de venta, pese a que no tengan ningún empleado local.

¿Te imaginas a Facebook y netflix pagando impuestos, porque medio perú los usa? 

Justo o no lo cierto es que de haber modifcaciones en ese sentido, aunque sientes que sólo  lefectará a las transnacionales no es del todo cierto, pues también se vería inmerso en ello tu negocio.

Masterclass gratis

Ahora, hasta estos momentos ¿Qué impuestos soportan los negocios digitales en el Perú?

Actualmente, una empresa domiciliada en el país que vende bienes digitales y/o presta servicios digitales se encuentra gravada con el Impuesto a la Renta por las utilidades (beneficios netos) que le generan estas transacciones. Si el bien o servicio digital es consumido en el territorio peruano, en principio, tales operaciones también estarán gravadas con el IGV.

Esto parece sencillo. Sin embargo, la situación se hace compleja cuando analizamos el tratamiento tributario que correspondería a una empresa no domiciliada en el país:

En el caso del Impuesto a la Renta:

  • La venta de bienes digitales en el país, como sería por ejemplo la descarga de un archivo, un software, imágenes o música, desde la plataforma de una empresa no domiciliada (importación de bienes digitales), no le genera a esta empresa la obligación de pagar Impuesto a la Renta en el Perú.
  • Si se trata de la prestación de servicios digitales en el país, como sería por ejemplo la geolocalización para conectar necesidades de trasporte de personas o la escucha de música a través de una aplicación (sin almacenamiento del archivo en el dispositivo), por parte de un cliente que sea persona natural como consumidor final, ello no le genera a la empresa no domiciliada la obligación de pagar este impuesto en el Perú. Sin embargo, si se tratara de la misma prestación de servicios digitales en el país, a una empresa o una entidad pública, el ingreso que genera esta transacción sí estaría gravado con Impuesto a la Renta en el Perú.
  • ¿Qué pasa en el caso de una plataforma que vincula necesidades de transporte con oferta de transporte (o taxis) que califica como una empresa no domiciliada? que es una empresa no domiciliada? La prestación de sus servicios digitales no generaría Impuesto a la Renta en el Perú siempre que, conforme a su diseño de negocio, sus usuarios —que son personas naturales dedicadas al servicio de transporte— no calificaran como generadores de renta empresarial (empresa). Sin embargo, si se tratara de una empresa domiciliada en el país, esta plataforma sí pagaría Impuesto a la Renta en el país. No debe perderse de vista, sin embargo, que la empresa no domiciliada sí pagaría Impuesto a la Renta (o un impuesto de naturaleza similar) donde califique como residente, bajo la legislación de aquella jurisdicción.

En el caso del IGV:

  • La venta de bienes digitales en el país, como sería la descarga de un archivo, un software, imágenes o música, desde la plataforma de una empresa no domiciliada (importación de bienes digitales), se encuentra gravada con el IGV, y es el consumidor quien debe entregarlo al fisco, sea que se trate de una empresa o de una persona natural. En la práctica, entendemos que el pago de este IGV generado por adquisiciones de personas naturales no vendría siendo recaudado ni fiscalizado.
  • Si se trata de la prestación de servicios digitales en el país, como sería la geolocalización para conectar necesidades de trasporte de personas o la escucha de música (sin almacenamiento del archivo en el dispositivo), por parte de una empresa no domiciliada, tales operaciones están gravadas con el IGV cuando el consumidor final: i) califique como empresa; o, ii) sea una persona natural que califique como habitual en este consumo. En la práctica, entendemos que el pago de este IGV generado por adquisiciones de personas naturales no vendría siendo recaudado ni fiscalizado.
  • En el caso de una plataforma que vincula necesidades de transporte con oferta de transporte (taxis), la prestación de estos servicios no se encuentra gravada con IGV, pues la propia prestación del servicio de taxi está exonerada por ley. En el caso específico de una empresa domiciliada, si la plataforma misma presta el servicio de taxi, ello no generaría la obligación del pago de IGV; mientras que si la empresa domiciliada, conforme a su diseño de negocio, brinda solamente un servicio de geolocalización (no de taxi) y de conexión entre la oferta y la demanda de este servicio, genera el pago de IGV sólo sobre la comisión que cobra al transportista afiliado a sus servicios digitales.

Ahora, lo ideal es que esta norma, sea dictada mediante el conducto regular de nuestro poder legislativo, es decir que exista un debta al respecto y se respeten los plazos y formalidades.

Pero, como aún para el momento en el que he publicado esto aún no hay congreso instalado, hay quienes afirman que, se precipiten a efectuar esta implementación legal, mediante decreto de urgencia.

Debido a que es la única forma posible de legislar mientras no exista un congreso.

Por cierto, se viene el primer Taller Presencial Gratuito en Lima, donde te enseñaré a cómo armar una página de ventas efectiva y con respaldo legal, para tu embudo de marketing de afiliados e incluso si vendes servicios.

Mila Quisbertt, se va a encargar de explicarte cómo usar las palabras adecuadas para despertar los activadores de compra en tus potenciales clientes y yo me encargo de cuidar que cumplas con la ley y no tengas problemas con tus clientes

Así que apúntate al Taller Presencial Gratuito “Copywriting y legalidad para página de ventas” apúrate que son sólo 20 cupos disponibles 

Entonces ¿Cuál podría ser el alcance de un próximo decreto de urgencia?

Si lo que se pretende es igualar ante la autoridad tributaria peruana las reglas sobre Impuesto a la Renta e IGV, de modo que estas se apliquen con el mismo efecto sobre proveedores nacionales y extranjeros, al frente tenemos el siguiente panorama:

  • En el caso del Impuesto a la Renta: el Gobierno debe considerar que la OECD, entidad a la cual desea pertenecer el Perú, a la fecha viene discutiendo aún cuál sería el mecanismo adecuado para gravar la economía digital sin sobrecargar y desincentivar. La discusión actual en la OECD, en resumen, se dirige a lograr que se grave la renta en la jurisdicción donde se generara el valor. Y este es precisamente el reto ¿Cuál será ese territorio? ¿Allí donde se desarrolló el software? ¿En la jurisdicción donde domicilia la empresa titular del software? ¿En el lugar donde se ubican los servidores que permiten ofrecer el bien o servicio digital? ¿Allí donde se satisface la necesidad? ¿O en el mercado donde se producen las transacciones? Aún hay mucho pan por rebanar.
  • En materia de Impuesto a la Renta no debiéramos esperar un próximo decreto de urgencia, pues sería apresurado y nada urgente pues el debate en la OECD no se ha agotado y la nueva conformación del Congreso se instalaría en marzo de 2020, luego de las elecciones de enero. No hay urgencia. Además, los decretos de urgencia no pueden contener materia tributaria (en nuestra opinión), ni ante la falta de un Congreso en funciones.
  • En el caso del IGV: el asunto es distinto. En el ámbito de la OECD hay consenso en torno al principio de país de destino del consumo, lo que ha sido seguido por la ley de IGV peruana. Por ello es que, por ejemplo, en nuestro país no se gravan las exportaciones. En este tema, podríamos esperar un decreto de urgencia que no modifique la regla de tributación descrita previamente, sino que pretenda perfeccionar los mecanismos de recaudación. Es decir, podríamos esperar un decreto que nos diga cómo le van a cobrar el IGV a los consumidores en el país, que adquieren bienes digitales y servicios digitales.
  • Así, dado que estos consumidores, compradores de estos bienes y servicios, suelen pagarlos también digitalmente, por ejemplo, con medios de pago bancarios (tarjeta de crédito o de débito), ello nos hace pensar que la solución a la vista del Gobierno se daría a través de una regulación que recaude el IGV a través de las entidades bancarias o financieras, así como las administradoras de tarjetas de crédito y pasarelas de pago, que luego entreguen el IGV al fisco. La solución sería así nuevamente cargar al privado de tareas que, naturalmente, no le corresponden.
  • En consecuencia, podríamos esperar un próximo decreto de urgencia (cuyo proyecto debiera ser publicado previamente para recoger los comentarios de la sociedad civil, más aún si se trata de cargar de nuevos costos y tareas al sector privado). No hay urgencia tampoco pues la nueva conformación del Congreso se instalaría en marzo de 2020 y los decretos de urgencia no pueden contener materia tributaria, ni ante la falta de un Congreso en funciones, como ya dijimos.

Invocación

La oferta de bienes y servicios que las empresas digitales ponen a disposición de los ciudadanos y sus familias contribuyen con estimular la competencia y, en consecuencia, con la mejora del bienestar de la sociedad y de la calidad de vida de las personas.

Debemos evitar que a estas actividades se les apliquen sobrecargas y desincentivos, aun cuando ello se desee realizar para emparejar a las actividades digitales con las actividades tradicionales (no digitales). Mejor desregulemos un poco y quitemos algunas cargas tanto a los negocios tradicionales como a los digitales, incluidas las cargas tributarias.

Evitemos también los decretos de urgencia que no califiquen como legislación estrictamente necesaria para asegurar la continuidad del gobierno efectivo del país hasta que se instale el nuevo Congreso.

En fin, por ahora esto es todo lo que te puedo contar respecto a este tema, si surge alguna novedad legal, te aseguro actualizaré el post y te contaré mejor de esto.

Por cierto, se viene el primer Taller Presencial Gratuito en Lima, donde te enseñaré a cómo armar una página de ventas efectiva y con respaldo legal, para tu embudo de marketing de afiliados e incluso si vendes servicios.

Mila Quisbertt, se va a encargar de explicarte cómo usar las palabras adecuadas para despertar los activadores de compra en tus potenciales clientes y yo me encargo de cuidar que cumplas con la ley y no tengas problemas con tus clientes

Así que apúntate al Taller Presencial Gratuito “Copywriting y legalidad para página de ventas” apúrate que son sólo 20 cupos disponibles 

Bueno esto ha sido todo por hoy, te mando un fuerte abrazo y nos vemos en el próximo post. Por cierto me olvidaba, gracias por haberte paseado por aquí, me gustaría saber ¿Qué te pareció el post de hoy? cuéntame en los comentarios que estaré al pendiente de ellos para responderte.

Si llevas tiempo procrastinando la parte legal de tu negocio ¿Sientes que necesitas ayuda para implementar todo lo que aquí te enseño? recuerda que siempre puedes agendar una sesión de consultoría estratégica completamente GRATIS dónde podremos conversar de las necesidades legales que enfrenta tu negocio ahora mismo, para poner manos a la obra en la protección de tu negocio.

Por otro lado, si lo que quieres es conversar conmigo directamente puedes encontrarme aquí o escribirme a través de este formulario.

Masterclass gratis

Meliza Mogollon

  ¡Hola! Soy Meliza, abogada y la autora detrás de este blog, y me apasiona ayudar a emprendedores de negocios con presencia en internet a proteger sus sueños, inversión y esfuerzo mediante la legalidad. Por eso te ayudo a conectar tu negocio con las leyes para hacerlo crecer sin problemas legales. Si quieres saber un poco más de mi historia, puedes echarle un vistazo aquí.

Deja una respuesta

Debes leer y aceptar el siguiente aviso de privacidad para poder publicar tu comentario
Soy Meliza Mogollón la responsable de tus datos y cuando publicas el comentario tus datos son compartidos con Webempresa para poder verlos y responderte, debes tener en cuenta que tu comentario lo verán todos los usuarios de mi web y conservo estos datos por el tiempo de permanencia de la entrada y este blog. Además tú puedes acceder para eliminar, modificar, rectificar y/o suprimir la información proporcionada aquí puedes leer mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.