Cómo y cuándo fiscaliza SUNAT los negocios digitales

Escrito por:

¿Cómo y cuándo fiscaliza SUNAT a los negocios digites? Si has llegado aquí, es porque quieres evitar sorpresas si llegas a ser objeto de fiscalización de SUNAT.

Debes tener en cuenta que cuando SUNAT realiza una fiscalización, es porque selecciona personas de manera aleatoria, en su mayoría. Y suele creerse que si no se tiene RUC, no hay manera de que SUNAT realice una fiscalización.

No obstante, existen entidades que se dedican a prevenir el lavado de dinero. Y una vez que detectan un desbalance patrimonial, se hace la fiscalización. Un punto importante de esto, es que puede escalar del ámbito fiscal y extenderse hacia el área penal.

Entonces, no tener RUC no garantiza que no se produzca una fiscalización sobre tu negocio. De hecho, puede ser bastante contraproducente, porque aunque no tienes RUC, sigue existiendo un movimiento financiero dentro de las cuentas bancarias de tu negocio.

Eso implica que cuando finalmente tengas RUC, las alarmas de SUNAT van a dispararse de inmediato, por decirlo de alguna forma. Ahí es cuando podría llegar la notificación para requerimiento de información.

Te puede interesar: ¿Qué obligaciones tributarias tengo si exporto servicios?

Inicio del procedimiento.

El procedimiento de fiscalización siempre comienza con un requerimiento de información es un documento mediante el cual SUNAT notifica, ya sea de manera física o mediante el buzón electrónico en el sistema de SUNAT, que requiere una serie de documentos que especificará dentro de la notificación.

Hay que recalcar que SUNAT tiene la facultad de realizar las fiscalizaciones y notificaciones, sobre una base presunta. Es decir, sobre la suposición de que hay ingresos no declarados.

Con esa notificaciones, SUNAT espera que se le explique el motivo por el que hay ingresos que no se han declarado y que se subsane el error.

Derecho a contradecir la notificación.

Una vez que la persona ha sido notificada, tiene el derecho de contradecir el contenido de la notificación de requerimiento de información. Sin embargo, no se cuenta con un plazo indeterminado, sino que debe hacerse dentro del tiempo establecido por la normativa tributaria.

Cuando llegue a ti una notificación de SUNAT, ya sea de requerimiento de información, de resolución de multa, de orden de pago, o cualquiera que sea, debes recurrir de inmediato a un asesor fiscal. De preferencia, un contador que tenga conocimiento de la normativa tributaria.

En caso de que no encuentres un contador que se especialice en materia tributaria, lo ideal es conseguir un abogado tributarista que pueda ayudarte a defenderte de esa notificación de SUNAT.

Conseguir un abogado que te asista te dará ventaja no sólo a la hora de defenderte, sino de presentar los documentos necesarios para demostrar a SUNAT que lo indicado en la notificación es erróneo o, en caso de que no lo sea, presentar todos los documentos, de manera que no tengas un problema grave.

Ahora, es de vital importancia que contestes o contradigas la notificación dentro del plazo correcto, debido a que si el plazo vence, vas a encontrarte en un estado de indefensión ante SUNAT. Por otro lado, vas a darle a SUNAT un motivo adicional para que amplíe el procedimiento de fiscalización.

Te puede interesar: Requisitos legales para emprender online

Tipos de fiscalizaciones.

En primer lugar, existe la fiscalización parcial, que tiene una duración de seis meses. Y la fiscalización total, que puede durar un año o más.

¿Cuándo se realizan las fiscalizaciones?

Existen tres momentos en los que se puede realizar una fiscalización. El primero, es aleatorio. Cada cierto tiempo, SUNAT envía notificaciones a los contribuyentes que hay que responder dentro del plazo establecido.

Si toda la información que requiera SUNAT está de acuerdo a lo que has cargado en el sistema, no habrá ningún problema. Ahora, si no contestas dentro del plazo, te vuelven a notificar y ya puede convertirse en una fiscalización parcial

La notificación parcial por no haber brindado los documentos solicitados, es el segundo supuesto en el que puede realizarse la fiscalización, pero no siempre es iniciado por el requerimiento de información.

SUNAT tiene la facultad de solicitar cruces de información. Es decir, SUNAT puede solicitarle información a un negocio determinado. Y si ese negocio tiene alguna relación con tu negocio, es muy probable que SUNAT haga una fiscalización sobre tu negocio por encontrarse vinculado de alguna manera.

El tercer supuesto, es cuando solicitas la devolución de impuestos, por ejemplo, una exoneración. Es por ello que debes tener tu contabilidad al día y libre de infracciones tributarias al momento de solicitar las devoluciones a las que tienes derecho.

Así que si tienes algún problema de contabilidad por no haberla ordenado a lo largo de los años que tiene tu negocio trabajando, es mejor que lo hagas de manera voluntaria, a que haya una detección de infracción tributaria por parte de SUNAT.

Cuando se hace de manera voluntaria, se puede acceder a ciertas ventajas tributarias. Asimismo, es recomendable que separes el patrimonio de tu negocio, de tu patrimonio personal, especialmente si ya estás validado como empresa y tienes un flujo de ingresos importante.

De esa manera, tú y tu negocio estarán más protegidos contra los movimientos bancarios que se puedan efectuar, de manera que no se mezclen y no exista ningún tipo de problema con SUNAT.

Por otro lado, se debe recordar que todo movimiento financiero que afecte la cuenta de la empresa, debe tener un respaldo legal que pueda justificarlo.

Ese documento no es únicamente un comprobante de pago, puede ser cualquier tipo de documento que tenga validez legal para comprobar una transacción.

Te puede interesar: 4 tips para evitar multas de Indecopi

Carga de la prueba.

En el proceso de fiscalización, el contribuyente tiene la carga de la prueba. Es decir, tiene el deber de probar que lo contenido en la notificación o las razones por las que se inició la fiscalización, no son ciertas.

Es por eso que es tan importante tener documentos que sustenten todas los movimientos de entrada y salida de dinero de tu negocio.

Bueno esto ha sido todo por hoy, te mando un fuerte abrazo y nos vemos en el próximo post. Por cierto me olvidaba, gracias por haberte paseado por aquí, me gustaría saber ¿Qué te pareció el post de hoy? cuéntame en los comentarios que estaré al pendiente de ellos para responderte.

Si llevas tiempo procrastinando la parte legal de tu negocio ¿Sientes que necesitas ayuda para implementar todo lo que aquí te enseño? recuerda que siempre puedes agendar una sesión de consultoría estratégica completamente GRATIS dónde podremos conversar de las necesidades legales que enfrenta tu negocio ahora mismo, para poner manos a la obra en la protección de tu negocio.Por otro lado, si lo que quieres es conversar conmigo directamente puedes encontrarme aquí o escribirme a través de este formulario.
Mockup tablet 1 e1637927988946
.

Si quieres un negocio digital con buen futuro, entonces únete a la Masterclass hoy y empieza con el pie derecho

Deja una respuesta

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Soy Meliza Mogollón la responsable de tus datos y cuando publicas el comentario tus datos son compartidos con Webempresa para poder verlos y responderte, estoy legitimada por tu consentimiento para responderte y publicar tu comentario, por eso debes tener en cuenta que tu comentario lo verán todos los usuarios de mi web y conservo estos datos por el tiempo de permanencia de la entrada y este blog. Además tú puedes acceder para eliminar, modificar, rectificar y/o suprimir la información proporcionada aquí puedes leer mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.