Los contratos en tu negocio

Descubre los contratos que protegen la relación con tus clientes y todos los aspectos que debes tener en cuenta para realizar avisos legales en tu blog que realmente protejan tu negocio, empieza apostar a ganador por tu negocio, creando tus propios textos legales con mi ayuda.

Protege las relaciones en tu negocio dándole la importancia que merece a los contratos con tus clientes y colaboradores.

¿Qué quieres aprender hoy?

Protección de datos

Propiedad intelectual

Impuestos

Marketing legal

Los contratos en tu negocio son un aspecto fundamental para la protección de tu negocio, por eso aquí vas a encontrar toda la información necesaria de ellos, pero antes quiero explicarte algunos aspectos básicos que debes conocer:

¿Qué en un contrato?
Es un acuerdo de voluntades donde se expresa la voluntad para crear, transmitir o modificar derechos y obligaciones que generan una relación con prestaciones recíprocas. El contrato es un tipo de acto jurídico en el que intervienen dos o más personas y está destinado a crear derechos y generar obligaciones. Se rige por el principio de autonomía de la voluntad, según el cual, puede contratarse sobre cualquier materia no prohibida. Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento y las obligaciones que nacen del contrato tienen fuerza de ley entre las partes contratantes.
Importancia de los contratos en tu negocio
En Perú
El 3 de julio de 2011, se publicó en el Diario Oficial “El Peruano”, la Ley 29733, Ley de Protección de Datos Personales. La Ley tiene por objeto garantizar el derecho fundamental a la protección de datos personales previsto en el artículo 2 numeral 6 de la Constitución Política del Perú, a través de su adecuado tratamiento, en un marco de respeto de los demás derechos fundamentales que en ella se reconocen. La Ley fue reglamentada por el Decreto Supremo 003-2013-JUS. La totalidad de la Ley 29733 y el Reglamento han entrado en vigencia 30 días hábiles después de la publicación del reglamento, es decir el miércoles 8 de mayo de 2013. Los principios rectores que la ley establece, son los siguientes: legalidad, consentimiento, finalidad, proporcionalidad, calidad, seguridad, disposición de recurso, nivel de protección adecuado. Los derechos del titular de datos personales, reconocidos en la Ley 29733, son: información, acceso, actualización, inclusión, rectificación, supresión, impedir el suministro, oposición, tratamiento objetivo, tutela. La ley 29733, Ley de Protección de Datos Personales, establece que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la Dirección General de Protección de Datos Personales, es la Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales. El 30 de octubre de 2014, se multa por primera vez bajo la Ley de Protección de Datos Personales en el Perú.
A nivel Mundial
Además actualmente se encuentra vigente el Reglamento General de Protección de Datos. Pues, el Parlamento Europeo y el Consejo han aprobado finalmente el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que, con la aspiración de unificar los regímenes de todos los Estados Miembros sobre la materia, ha entrado en vigor el día 25 de mayo de 2016, y su cumplimiento es obligatorio desde el 25 de mayo del 2018. Estas son las principales novedades que establece la nueva norma en relación con el régimen de la Ley orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Nuevos principios:
  • PRINCIPIO DE RESPONSABILIDAD (ACCOUNTABILITY). Habrá que implementar mecanismos que permitan acreditar que se han adoptando todas las medidas necesarias para tratar los datos personales como exige la norma. Es una responsabilidad proactiva. Las organizaciones deben ser capaces de demostrar que cumplen dichas exigencias, lo cual obligará a desarrollas políticas, procedimientos, controles, etc.
  • PRINCIPIOS DE PROTECCIÓN DE DATOS POR DEFECTO Y DESDE EL DISEÑO. Se deberán adoptar medidas que garanticen el cumplimiento de la norma desde el mismo momento en que se diseñe una empresa, producto, servicio o actividad que implique tratamiento de dato, como regla y desde el origen.
  • PRINCIPIO DE TRANSPARENCIA. Los avisos legales y políticas de privacidad deberán ser más simples e inteligibles, facilitando su comprensión, además de más completos. Incluso se prevé que, con el fin de informar sobre el tratamiento de los datos, puedan utilizarse iconos normalizados.
Tipo de contratos
Indefinidos o temporales:
Hay dos grandes grupos de contratos de trabajo laborales: Los contratos de trabajo indefinidos y los contratos de trabajo laborales. Estos últimos se dividen, además, por el objetivo laboral por el cual se realizan. En muchas compañías se estilan más los contratos temporales, sin embargo, en algunos tipos de empresa se tiene un alto porcentaje de empleados con contratos indefinidos. Vamos a ver en profundidad en qué consisten:
Contrato indefinido:
La principal característica de este tipo de contratos es que no hay un límite temporal para la finalización del mismo. En el caso de que el empresario quiera poner fin al contrato laboral indefinido, deberá indemnizar al trabajador afectado. Que el contrato sea indefinido supone una mayor estabilidad laborar para el trabajador. Formas de realización del contrato indefinido: puede realizarse mediante pacto verbal o de forma escrita, aunque siempre es recomendable que este tipo de contratos se formalice por escrito. Ventajas del contrato indefinido: Este tipo de contrato supone numerosas ventajas tanto para el trabajador como para el empresario. Para el trabajador, la principal ventajas de este tipo de contrato laboral es la estabilidad que aporta un contrato indefinido. Mientras que para el empleador, realizar un contrato indefinido supone la posibilidad de beneficiarse de algunos tipos de ayudas, subvenciones o deducciones de orden fiscal dependiendo de la persona contratada. Importante: El contrato de trabajo pasará a ser indefinido de forma automática cuando el trabajador supere los 2 años de relación laboral consecutivos con la empresa en la que se encuentre trabajando. Excepto en los contratos de internidad, de relevo o contratos formativos, casos en los que los contratos no se harán indefinidos automáticamente pasado el período de 2 años.
Contrato temporal
El contrato temporal supone el pacto entre el trabajador y el empresario en el que se estipula la prestación de servicios del trabajador por un período de tiempo concreto y fijado en el mismo. En su mayoría, los contratos de trabajo temporales deberán ser realizados por escrito, excepto algún contrato, en el que puede darse el caso de pactarse de forma verbal. En este tipo de contratos existe la posibilidad de prorrogar el contrato por otro período de tiempo temporal. Aunque, en el caso de superar los 2 años de contratos temporales consecutivos, se hará contrato indefinido de forma automática (excepto en los casos que hemos visto anteriormente). Existen varios tipos de contratos de trabajo temporales, los más comunes son los siguientes:
Por obra o servicio
Se conoce como contrato por obra y servicios todos aquellos que tienen un inicio y un final determinados, aunque la fecha del final es incierta porque se halla circunscrita a la finalización de la obra o servicios contratados.
Contrato eventual
El contrato eventual es el contrato temporal más realizado en la actualidad. Este tipo de contrato se emplea cuando una empresa precisa de trabajadores de forma temporal por causas imprevistas o por temporadas altas, es decir, en situaciones en las que se necesita un mayor número de trabajadores. Estos contratos suelen tener un período de duración de 6 meses.
De interinidad
Son contratos de interinidad todos los que tienen como objetivo la cobertura o sustitución de forma temporal de un puesto vacante. La duración del contrato puede ser muy variable, ya que la duración se determina en función de la ausencia del trabajador a sustituir. Estos contratos suelen realizarse ante bajas laborales de los trabajadores, o períodos vacacionales o durante un proceso de selección (como unas oposiciones, por ejemplo) para cubrir dicha vacante.
De relevo
Los contratos  de relevo se realizan en ocasiones específicas en las que se necesita sustituir a una persona dentro de una empresa, la cual tiene una reducción de jornada a causa de la conocida como jubilación parcial. Este contrato se realiza para cubrir el período de tiempo que ha dejado de trabajar el empleado que se encuentra en una situación de jubilación parcial.
Contrato de formación y aprendizaje
Estos contratos solo se pueden realizar a jóvenes de entre 16 y 30 años, aunque no podrá realizarse a mayores de 25 años si la tasa del paro baja del 15%. Este tipo de contratos surge con el objetivo de coadyuvar e impulsar la inserción laboral, permitiendo alternar entre el trabajo y la formación, consiguiendo que los trabajadores ejerzan su actividad con una mayor preparación. Este tipo de contratos tiene un límite temporal, no pudiendo prorrogarse más allá de los 3 años. Una vez finalizado este período, se podrá optar por realizar un contrato indefinido (aunque no es obligatorio). Este contrato también tiene un límite salarial, no pudiendo ser menor que el salario mínimo interprofesional.
Contrato de prácticas
Tiene el objetivo de ofrecer formación y el salario no puede ser inferior al 75% del sueldo del que recibe un trabajador en el mismo puesto. Tiene un objetivo similar al tipo de contrato de formación, que es ofrecer una formación profesional con la pretensión de que el trabajador ejerza su función con mayor profesionalidad y eficacia. Este tipo de contratos se vincula a una formación muy concreta, que ayudará a obtener experiencia en un sector determinado a la vez que se mejora la comprensión de la actividad que se está realizando.
Los contratos más comunes en los negocios
  • Anticresis.- El acreedor adquiere el derecho a percibir los frutos de un inmueble que tenga su deudor con la obligación de aplicarlos al pago de los intereses si se debieran y después al del capital de su crédito.
  • Arras.- Las partes pactan la reserva de la compraventa de bienes mubles o inmuebles entregándose como prueba una cantidad de dinero en concepto de señal de garantía.
  • Arrendamiento.- El arrendador se obliga a la entrega de un bien mueble o inmueble para que su contraparte, el arrendatario, la tenga a nombre y en lugar del dueño, y use y goce de ella, pagando al arrendador un precio de forma periódica.
  • Comodato.- Una parte entrega a la otra gratuitamente una especie, mueble o raíz, para que haga uso de ella, con cargo de restituir la misma especie después de terminado el uso.
  • Compraventa.- Una de las partes (el vendedor) se obliga a entregar una cosa determinada y la otra parte (el comprador) paga por ella un precio cierto en dinero o signo que lo represente.
  • Depósito.- Una de las partes (el depositante) cede la posesión de una cosa o varias de su propiedad a otro (el depositario) para que se encargue de guardarla y restituirla cuando se la reclame. Se puede pactar un precio por la guarda y custodia de la cosa depositada.
  • Donación.- Una de las partes (el donante) transfiere gratuitamente total o parcialmente sus bienes hacia la otra parte (el donatario).
  • Edición.- El titular de la Propiedad Intelectual de una obra cede al editor el derecho a reproducir su obra y a distribuirla.
  • Factoraje (factoring).- Un comerciante o empresa encarga a otra entidad (factor) el manejo de su facturación mediante la transmisión de sus créditos frente a terceros.
  • Fianza.- Contrato de garantía personal mediante el cual un tercero se compromete a responder ante un acreedor del cumplimiento de la obligación asumida por un deudor.
  • Franquicia.- Una de las partes (el franquiciador) cede a otra (el franquiciado) la licencia de una marca así como los métodos de hacer negocios a cambio de una tarifa periódica.
  • Hipoteca.- Es un contrato unilateral del que sólo pueden ser objeto bienes inmuebles y derechos reales enajenables.
  • Leasing.- El arrendador traspasa el derecho a usar un bien a cambio del pago de rentas de arrendamiento durante un plazo determinado.
  • Obra y servicio.- Se pacta la realización de una obra o prestación de un servicio determinado a cambio de un precio.
  • Mandato.- Una persona confía la gestión de un negocio a otra y se hace cargo por cuenta y riesgo de la primera.
  • Mutuo.- Contrato de préstamo de dinero.
  • Opción.- Una de las partes (el otorgante o concedente) otorga preferentemente a la otra parte (el adquiriente u optante) un derecho mediante el cual puede comprar ciertos bienes con las condiciones pactadas.
  • Permuta.- Uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra a cambio.
  • Prenda.- Garantía real que se constituye sobre bienes muebles para garantizar el cumplimiento de una obligación con entrega de la posesión al acreedor para que en caso de incumplimiento pueda cobrarse con cargo a ella.
  • Préstamo.- Una de las partes (el prestamista) tiene la obligación de entregar el capital que presta mientras que la otra parte (el prestatario) tiene la obligación de devolver la cantidad prestada más unos intereses de mora en los plazos establecidos.
  • Promesa.- Las partes se obligan en un cierto tiempo por vencimiento o por el cumplimiento de una condición a celebrar un contrato futuro determinado.
  • Seguro.- Un asegurador se obliga, con el cobro de una prima, a cubrir un evento cuyo riesgo es objeto de cobertura en la póliza dentro de los límites pactados.
  • Sociedad.- Dos o más personas se obligan a poner en común dinero, bienes o industria con ánimo de lucrarse en un futuro. Hay que diferenciar varios tipos de sociedades.
  • Transporte.- Una parte se obliga, por un precio pactado, a transportar de un lugar a otro pasajeros o mercancías ajenas.
  • Trabajo (individual).- Una de las partes (el empleador) se obliga a pagar una remuneración determinada al (trabajador) que prestará servicios bajo la subordinación del primero.
  • Trabajo (colectivo).- Es el celebrado entre sindicatos y empleadores.
¿Cuando necesitas realizar un contrato?
  1. Cuando constituyes tu empresa: Acta constitutiva, el contrato donde se manifiesta la voluntad de las partes para crear una empresa, es usado para crear personas jurídicas. es de vital importancia porque va a definir a actividad y el funcionamiento de la empresa e incluso el régimen tributario que tendrá la empresa.
  2. Cuando pagas alquiler de un bien mueble o inmueble: Contrato de arrendamiento, si no cuentas con una oficina o local propio, este contrato es ineludible y además te va a ayudar a justificar una parte de los egresos de tu empresa y eso influirá  en tus declaraciones de impuestos.
  3. Cuando necesitas crear tu equipo de trabajo: Contrato laboral, si ya necesitas ayuda en tu empresa, debes contratar personal y este contrato va a delimitar las condiciones de contratación, el no hacerlo te puede generar problemas laborales a futuro.
  4. Cuando compras o vendes un bien: Contrato de compra-venta, indudablemente si vendes productos online este contrato termina siendo las condiciones de contratación y al aceptar un usuario comprar en tu web está aceptando esas condiciones..
  5. Cuando compras o vendes servicios: Contrato de prestación de servicios, este tipo de contratos sirve principalmente para contratar servicios de profesionales independientes, sin la necesidad de generar una relación de dependencia o vínculo laboral.
  6. Cuando quieres proteger tus procesos: Contrato de confidencialidad, Asimismo, este contrato hoy en día es indispensable debido a que la tecnología, los procesos de elaboración y comercialización de bienes representan un activo sumamente importante para las empresas, e incluso en muchas ocasiones representan casi la totalidad de su patrimonio, por eso el contar con este contrato te va permitir proteger tus procesos de las personas que tienen acceso a ellos.
Siempre es recomendable que acudas a un profesional legal para identificar las situaciones en las que debes de usar un contrato y definitivamente si puedes acceder a que te lo redacte un profesional legal es mucho mejor.

Si tienes alguna duda, sugerencia de mejora o si crees que hay más información sobre los contratos de la que quieres que hable, mándame un email a hola@melizamogollon.com y cuéntame tus comentarios. ¡Estoy deseando saber de ti!

Aviso legal | Términos y condiciones | Politica de cookies | Politica de privacidad | Política de contratación

El contenido de este blog está Registrado en Safe Creative | Diseñado por Meliza Mogollón con Divi | Hospedada en Webempresa

Rechazar cookies

error:
VÍDEO TALLER LEGAL ONLINE
Tips legales para generar confianza en tus potenciales clientes y vender más

VÍDEO TALLER LEGAL ONLINE

Tips legales para generar confianza en tus potenciales clientes y vender más

Conoce la estrategia para tributar menos de forma legal, proteger tu negocio del plagio y recibe mis tips legales que no publico en ningún otro sitio.

Gracias por suscribirte a mi lista, revisa tu bandeja de entrada, por favor.